ALMACEN

Nuestras sopas y guisos son el acompañamiento ideal para amantes de la vida sana rescatando recetas de culturas ancestrales, sin generar impacto en nuestra naturaleza y ayudando a las comunidades de jóvenes que viven en regiones remotas de nuestro territorio.



Adquiere nuestro productos a través de Mercado Libre, accediendo aquí.

Las sopas han sido una parte vital de casi todas las culturas alimentarias desde que los humanos aprendieron por primera vez a aprovechar el fuego y crear recipientes para cocinar. ¿Y por qué no? Las sopas proporcionan una combinación única de calor, hidratación y la capacidad de capturar los nutrientes y sabores de los ingredientes mezclados, todo en un tazón. No es de extrañar que amemos la sopa.

Elaborados con los descartes de las cosechas de productores en la Quebrada de Humahuaca nuestras sopas permiten al agricultor comercializar toda su producción sin desperdiciar nada.
Solo en la Quebrada de Humahuaca mas del 30% de la producción es catalogada como de segunda o tercera calidad y el productor no tiene posibilidades de venderla, nuestra intención es ayudar a este productor a colocar toda su producción.

Nuestras materias primas se basan en siete vegetales, granos de maíz y legumbres, y cereales como la Quinoa, Chia y Sésamo. Elaboradas con granos enteros que contiene todos los componentes que están naturalmente presentes en la semilla de una planta de cereales, y por lo tanto contiene todos sus nutrientes inherentes. Y debido a que los granos están diseñados para apoyar el crecimiento de la semilla cuando brota, también son una fuente rica (y compacta) de nutrición para nosotros.

Tres granos integrales diferentes se combinan con verduras deshidratadas en nuestras sopas y guisos para crear una mezcla de saludable que sabe y nos hace sentir tan bien que la comemos en casa tanto como en el camino.











Comercializamos el deshidratador eólico solar que aprovecha por más tiempo la cantidad de irradiación solar durante el día, es un diseño que fusiona el calentamiento del aire con irradiación directa y por reflexión, usando una semi parábola espejada, mediante una veleta y una boca colectora que se redirecciona hacia el viento, colecta y circula el aire mediante la fuerza eolica. Tecnologías y métodos nuevos para la región, donde el promedio de lluvias es de 200 milímetros anuales, con más del 90% de los días soleados y despejados.


Actualmente tenemos a la venta el modelo de deshidratador para 150 kg de verdura fresca, aproximadamente 25 kg por bandeja, con extractor eolico superior y veleta con colector de aire inferior. 



El equipo que desarrollamos, por su usabilidad y practicidad, es considerado como el primer producto que entra en este mercado reemplazando tecnologías anteriores que dependían de medios forzados (extractores eléctricos mecánicos) para lograr los objetivos productivos y sustentables con cero impacto medioambiental.



Comprar


Nuestro diseño del equipo de deshidratado es compartimentado, sin fugas y sin contaminaciones externas, permite secar hasta 150 kilos de verdura en cada campaña/carga, con un promedio de 2 días para alcanzar el grado de humedad que el código alimentario establece. Acorta los tiempos de secado y se observa disminución de la mano de obra necesaria para el manipuleo diario, propicia la disminución de la presencia de contaminantes en los productos finales, ya que se encuentran cubiertos durante todo el día, en el método tradicional la incidencia solar directa suele decolorar o modificar el color de los productos desmejorando su apariencia, con nuestro equipamiento, los productos deshidratados, especialmente de aromáticas y verduras de hoja, presentan mayor homogeneidad en la calidad del material obtenido.

Nuestros deshidratadores son innovadores por estar diseñados con un sistema híbrido eólico solar, compuesto por una cámara de secado cilíndrica que capta la energía solar en 180ª de su superficie orientada hacia el norte y de esta forma recibe la fuente de calor todo el día, integra también un horno solar parabólico, y una veleta para direccionar la recolección del viento. Es innovador porque promueve la generación de valor agregado propiciando la comercialización del descarte de la cosecha agrícola en el mercado del turismo que visita la Quebrada de Humahuaca.